La droga – Poesía

La droga

 

Yo soy la droga
del crimen sostén
amigo que pasas
conóceme bien.

No me uses nunca
oye mi consejo
y serás dichoso
cuando seas viejo.

Yo hago que muchos
se tornen violentos
y de Dios quebranten
los diez mandamientos.

Soy de los cobardes
el falso valor
y para las madres
afrenta y dolor.

Yo soy la causante
de las desventuras
de los sinsabores
y las amarguras.

Yo soy el origen
de incontables males
pues a muchos llevo
a los hospitales.

Yo soy la deshonra
y la esclavitud
el mayor peligro
de la juventud.

Por donde yo paso
dejo la pobreza
siembro la discordia
dejo la tristeza.

No hay memoria sana
que mi mal no venza
pues soy de los hijos
temor y vergüenza.

Soy de los ingratos
el remordimiento
y de las esposas
el mayor tormento.

Campos y ciudades
saben de mis huellas
y he sido la ruina
de mujeres bellas.

Cumplo de las sombras
la fatal misión
de arrastrar al hombre
a la perdición.

Si eres prudente
amigo lector
coge mi consejo
y ponlo en vigor.

Leave a Reply

Your email address will not be published.